17 de diciembre de 2007

Aplaudir al rival

Hace poco analizaba los tipos de aficionados que existen en el fútbol. Los que se encuadraban en los señoritos de tribuna que visten bien y hablan mejor (aunque no se les entienda), tienen una polémica costumbre. Observan el fútbol como una manifestación cultural, distanciándose del juego bárbaro y sin acercarse al mero enfrentamiento de pasiones. Por ello, como un seguidor de Goya puede alabar un cuadro de Picasso, este hincha puede aplaudir al rival.



Así a priori, el ejemplo que a todos nos viene a la cabeza es padre e hijo en el Bernabeu levantados hacia la exhibición del entonces mago brasileño, Ronaldinho. Se recuerda también a Old Trafford casi puesto de pie despidiendo a un Ronaldo que se paseó aquella tarde por Manchester y se llevó el balón a casa de recuerdo. Hablamos de casos en los que el protagonista no tuvo pasado casero, más bien al contrario, se le conoce como integrante de un club simbólicamente rival.


La Romareda el otro día despidió a Tamudo entre aplausos. Signo de supuesta redención para el cabreo de los no aplaudidores, o signo de menosprecio al propio club. Quieto, amigo. Quizás fue que Tamudo apareció por la Romareda con un destello, con un lujo que los de casa no estilan. Como Álvaro Rubio dos semanas atrás. Entonces, amigo, igual a Tamudo se le aplaude por su profesionalidad y por su calidad. Entonces, amigo, igual es que la comparación con el de casa te puede molestar. Así pues, amigo, aplaude al bueno, que como están las cosas puede que no veas a muchos. Si defienden el fair play, el aplaudir al rival es la muestra más agradable y el ejemplo más fácilmente seguible.

19 Comentarios:

At 10:10 p. m., Blogger RUBÉN dijo...

Yo por ejemplo tengo claro que el padre e hijo del Bernabéu no aplaudían sólamente a Ronaldinho, sino que hicieron eso en gesto de joder a los jugadores madridistas. No hay cosa que más duela que ver a tu afición aplaudiendo a tu máximo rival.

Pero también digo que hay que aplaudir el buen fútbol y a los buenos jugadores, sean del equipo que sean.
Porque para pitar a tu equipo siempre quedará el final del partido.

Por cierto, daba cosa ver a Mestalla al final del primer tiempo con cuatro gatos y luego al final con dos, todos pitando al equipo.

Un abrazo figura!

 
At 10:48 p. m., Blogger Alvaro dijo...

Ese partido lo disfruté por el juego que desplegóel Barça. Menuda magia.

Se hicieron famosos el del bigote y su hijo.

Un abrazo genio.

 
At 10:50 p. m., Blogger Juan José Mateo Socorro dijo...

Antes de simpatizante de mi equipo, soy amante del buen fútbol, y si eso conlleva aplaudir a un rival lo haré sin dudarlo.

Saludos

 
At 11:19 p. m., Blogger La quinta del Buitre dijo...

Yo no estaba en el Bernabéu es día en el que el Barcelona se dio ese festín del 0-3, pero que no te quepa duda que mi reacción hubiera sido la misma que el señor del bigote y su hijo.

Soy una persona demasiado justa, y mis colores no me ciegan para eso. Ese día el Barça nos sacó del campo con una demostración de poderío. ¿Por qué no aplaudir lo evidente?


Un abrazo, amigo.

 
At 11:36 p. m., Blogger No, gracia a vo´ dijo...

Aca en Argentina, donde el fútbol pasa a ser cuestión de vida o muerte, dudo que esto ocurra.
Pero bueno, hay casos en donde no queda otra que sacarse el sombrero!

Saludos

Migue

 
At 12:26 a. m., Blogger pablet21 dijo...

Eto´o también salio ovacionado por Mestalla. Creo que la mala situación de nuestros equipos también influye y mucho en esa decisión. Así y todo creo que fue justa dicha ovación.
Saludos.

 
At 12:56 p. m., Blogger christian dijo...

pues yo le puedo aplaudir en mi casa (y lo dudo), pero nunca voy a mostrar ese signo de debilidad en mi propio estadio. Ver a un seguidor del madrid aplaudiendo a alguien del barça me parece un expediente x, y coincido con rubén, creo que era mas una burla hacia sus propios jugadores.
Yo no podria aplaudir a mijatovic cuando le ganó la septima a la juve, o a luis garcia cuando ace 4 años le marcaba un golazo flipante a buffon q dejaba a la juve fuera de champions. o el pasado domingo a fabregas & cia. viendo como toreaban al chelsea. Yo no puedo, los maldigo a todos y me quedo mucho mejor.

un abrazo, mostro

 
At 5:43 p. m., Blogger Doble J dijo...

Yo no suelo ir a los estadios a ver futbol , prefiero verlo en la intimidad de mi casa o con alguien de los mios pero si iría un dia al campo y un jugador independientemente del equipo que sea se sale, sería el primero en levantarme y hacer el gesto de aplaudir y reconocer el gran trabajo y esfuerzo del jugador en el partido, respeto a quien no lo haga pero hay que reconocer las gestas de los cracks, el futbol es un deporte y hay que reconocer siempre las cosas bien hechas.

saludos

 
At 7:45 p. m., Anonymous Silvi dijo...

Yo en el campo y durante los 90 minutos aplaudo a mi equipo y luego fuera de él reconozco los grandes jugadores lleven la camiseta que lleven.

Un beso y buen post Guille.

 
At 8:21 p. m., Blogger Jesús Sousa dijo...

En Santander, en un Racing-Getafe que el equipo madrileño nos ganó por 1 gol a 3, acabó ovacionado por todo el estadio. el 0 a 3 obra de Pernia de falta hizo levantarse a todo el estadio a aplaudir. Fue increible, una sincera ovaciones y como dice rubén, no hay cosa que más le duela a tu equipo que ver a tus seguidores aplaudiendo al rival. Así fue. Un merecido aplauso, nunca vi algo igual.

Espectacular tambien del que hablas, de Ronaldinho en el Bernabeu, buen gesto.

saludos

 
At 10:30 p. m., Blogger piterino dijo...

Me parece un gesto de deportividad, respeto e incluso de educación. Aplaudir a un rival que ha hecho las cosas bien no obsta a animar a los propios colores.

 
At 11:45 p. m., Blogger Legalize25 dijo...

Es un sintoma de buena aficcion ess gests, aplaudr a un rival te honra si lo haces cuando hay que hacerlo, un abrazo.

 
At 5:17 p. m., Blogger ava_adore dijo...

aplaudir al rival, que difícil es verlo en los campos. Con equipos que se odian históricamente ya casi es imposible, por eso nos llama tanto la atención la imagen cuando la vemos. La imagen del padre e hijo quedará grabada en la memoria colectiva por muchos años, yo sinceramente cuando la vi me quité el sombrero ante ellos.

saludos

 
At 5:28 p. m., Blogger Carlos dijo...

estoy con Rubén. un aficionado no aplaude por el mero hecho de que le parezca que el rival ha hecho un buen partido, si no que tiene que joder ver a un aficionado con la camiseta de tu equipo aplaudiendo al rival (desde el punto de vista del jugador).

Saludos

 
At 5:56 p. m., Blogger Nico dijo...

Lo del padre e hijo dio la vuelta al mundo...se hicieran famosos...tenían un taller o algo asi...jajajaja.
Ahora en serio se debe apoyar a tu equipo pero siempre desde el respecto y si un equipo lo ha hecho muy bien aplaudirle es importante...que recordemos que el fútbol somos todos...las disputas son sanas pero el fútbol es de todos y para todos...
Salu2

 
At 8:18 p. m., Blogger Pavlo dijo...

Aplaudir al rival es señal de la mas profunda lealtad a los gustos futbolísticos.
Si amas el deporte, te debes inclinar ante la virtud, aunque provenga del adversario.


Buen blog. Ya estas entre mis preferidos.

 
At 12:56 a. m., Blogger guido dijo...

Las veces que nos pintaron la cara en el Ducó (cancha de Huracán) siempre se aplaudió al jugador rival por menosprecio al propio equipo. SIEMPRE.

 
At 12:57 a. m., Blogger guido dijo...

Obviamente, entiendo que este mal hacerlo por dicha actitud. Pero creo que acá en Argentina, aplaudir al rival cada vez es menos frecuente (y eso, está más que mal).

 
At 9:50 a. m., Blogger Pablo dijo...

Se aplaude al rival por menosprecio a tus propios jugadores y por respeto al mismo rival, digo yo. Lo cierto es que hay muchos que no lo aceptan. A mí, por ejemplo, casi me sacan del Bernabéu a patadas los propios aficionados del Getafe cuando me puse a aplaudir a Javi Navarro mientras levantaba la Copa del Rey. Y es que en esto de las aficiones, como en la vida, hay gente pa tó.

Un saludo Guille. Gran post.

 

Publicar un comentario

<< Home