14 de noviembre de 2007

Sentimiento y objetividad...¿cuál es la aplicable al fútbol

Dicen del fútbol que es la máxima expresión que pueda tener un pueblo para manifestar sus sentimientos. Dicen del mismo concepto que ayuda a olvidar la vida cotidiana, alejarse de este concepto psicológico tan en boga, el estrés, a través de la euforia. Por otro lado, se afirma que el buen futbolero es el que sabe disfrutar de su intelecto, aplicar sus opiniones de manera fundamentada, dejando las sensibilidades aparte.


Como no creo que exista una verdad universal (aunque muchos la crean tener), con lo que al final todas las opiniones, fundamentadas o no, tienen una importancia mayor o menor, pienso que el fútbol está hecho para el sentimiento, y que todo el que se dedica al fútbol (de una manera u otra, y entran aquí los opinadores) se coloca en un bando coloreado. Y a través de esa recolocación, opina. Con lo que su opinión va totalmente ligada al sentimiento. Por ejemplo, si hablamos del tema de la reducción de presupuestos, el del Madrid o el del Barsa dirán que es un tema estúpido, ya que se sitúan en un bando cuyo éxito se basa de una manera u otra en el dinero. Si cuestionamos acerca de lo mismo al del Athletic, alegará que no hay nada más entrañable que el producto casero, y que su sentimiento no le permite concebir el negocio.


Por eso, pienso que la objetividad no existe en el fútbol. El día que los árbitros te fastidian, dices que son muy malos. El día que ganas gracias a ellos, dices que "los árbitros son humanos". Con lo cual, es el sentimiento el que impone la sabiduría de cada uno al mundo del fútbol. A través del sentimiento que proporciona el equipo, se manifiesta la realidad que cada uno ve. La mezcla de todos los sentimientos de un mismo equipo, forman la norma por la que se debe regir el club. Si así lo hace, diremos que es el orgullo la seña de identidad del equipo. Si no es así, habrá que replantearse cosas.




Cita del día: "Si te ponen una pizza delante, cómela. Si te ponen un libro de historia, estúdialo. Pero si te ponen al rey....cállate".

P.D: Los que no lo hayais visto, os recuerdo que hay un post abajo.

8 Comentarios:

At 7:39 p. m., Blogger Yago dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 7:41 p. m., Blogger Yago dijo...

Eh, eh, eh... ¿Qué es esto de un post por día? Baja el ritmo, Guille... Que empiezan los exámenes.

Objetividad... Eso de lo que muchos presumen pero que muy pocos rozan. El problema es que la objetividad en el fútbol no existe al 100%. Un jugador puede jugar bien o mal. Pero bien o mal para ti. Si un jugador intenta 200 regates y le sale uno y marca un gol, alguien puede decir que jugó muy bien. Y otro que no por la cantidad de balones que perdió y lo poco que aportó al equipo además del gol. Un jugador bueno o malo es muy subjetivo. Es bueno o malo para ti. En ocasiones es bueno para tanta gente que si alguien no lo cree decimos que no está siendo objetivo. Dos ejemplos claros:

Cuando haces una quiniela. En tu caso, Guille, al Zaragoza le pondrás siempre que gana. Al igual que a mi me pasa con el Celta. Salvo contadas ocasiones, siempre va a ganar. ¿Qué viene el Real Madrid líder a Balaídos con el Celta último? Nada, nada. Un unazo en la quiniela. Será la victoria que nos salvará.

Fabio Capello. Capello era un entrenador malo malo. Todo el mundo lo creía. Había, pues, que echarle. Al final ganó una liga y nadie quería echarle. ¿Mejoró tanto? No. Antes parecía malo y después pareció bueno. Eso es todo. Y parecer no suele ser un verbo muy objetivo, que digamos.

Creo que existe la verdad universal y, por lo tanto, la objetividad. Pero que no se puede llegar a ella(Por lo menos dentro del mundo del fútbol). Es lo máximo. Lo ideal a lo que se quiere llegar pero a lo que nunca se llega. ¿Cómo se puede rozar esa verdad universal? Poniéndote en la piel de un seguidor de otro equipo. La famosa empatía. ¿Es fácil? No. ¿Puedes hacerlo con todos los equipos? Lo dudo. Muchísimo.

Perdona por el ladrillo.

Un abrazo.

 
At 9:34 p. m., Blogger La quinta del Buitre dijo...

Bueno Guille, tu post está bien, la pizza aún mejor, pero yo creo que sí se puede ser objetivo. Yo de los árbitros no suelo hablar salvo cuando... benefician al Madrid.


Un abrazo, socio.

 
At 11:07 p. m., Blogger Javi dijo...

Leyendo lo tuyo y sobre todo lo de yago, esto me empieza a recordar a las clases de filosofía.

cuando los sentimientos están en juego, es obvio que no se puede ser objetivo, pero en el fútbol muchas veces si se puede ser objetivo, aunque está claro que cada persona va a tener una opinión propia.

pd- que obsesión con lo del rey jeje. saludos

 
At 11:27 p. m., Blogger Yago dijo...

Normal, Javi. La culpa es de Guille. Me pilla estudiando filosofía y me pone ese post... Como para no responderle.

 
At 2:17 a. m., Blogger Jesús Sousa dijo...

Que creo que impera el sentimiento ante la objetividad, es muy bonito el sentimiento hacia un equipo, una pena tanto negocio que pienso que esta destrozando este deporte.

Hay gente que su verdadera religión es el fútbol, esperan ansiosamente a que juegue su equipo para acudir al estadio y animar más que nunca, sea primera, segunda, segunda b, o tercera. Esto en Inglaterra es realmente espectacular.

pd: !Aupa Racing!

!Saludos!

 
At 4:40 a. m., Blogger guido dijo...

Ser objetivo es la tarea más difícil que hay en la vida (?)

 
At 3:53 p. m., Blogger soykiensoy dijo...

Lo cierto es que por lo menos, es díficl ser objetivo, pero tenemos que intentar serlo. Un Abrazo!

 

Publicar un comentario

<< Home