13 de noviembre de 2007

La salsa del fútbol: los cantitos

Hace unos días hablé de los tipos de aficionados que acuden a los campos de fútbol, así como de un ránking totalmente subjetivo de aficiones españolas. Si no lo recordais, aquí lo teneis. Hoy, propongo analizar determinados cánticos que se escuchan por diversos lares.



Digamos que en España, el estrella es el "Alé Alé". Todos los equipos tienen uno y no se sabe bien quién lo creó. Es más, muchos, por aquello de la originalidad, utilizan diversos tonos para una misma letra, absurda por cierto. Hoy, hay otro de moda que diría algo como "Vamos (nombre del equipo), vamos campeónnnn lolololo". Absurdo también. Se supone que los Biris fueron de los primeros en meterlo. Me vale. Pero oir eso en el Sardinero!!! ¿Campeón de qué? ¿De qué?







Y en Galicia quién olvida la "Rianxeira". Fue patrimonio del Celta cuando Mostovoi, Karpin y Revivo se gustaban en Balaídos. En Coruña también se oyó cuando Djalminha hacia cabriolitas y Valerón enamoraba los deseos españoles. Más al Este, en Navarra, nos llega algo sorpendente. El año que Aguirre llevó a Osasuna a jugar la previa de Champions, se entendió que el Sadar debía ser una verdadera olla. Dicho y hecho. Había que inventar un cántico. Pues bien...la cosa era mover las bufandas de lado a lado al estilo de "Soldadito marinero" y al final decir "Riau, riau". Sin comentarios.


En Zaragoza se instaló la moda del "como no te voy a querer" el año en que Sisó introducía a Óscar como goles coperos y en el cual el Madrid se llevo 6 morcillitas de Zaragoza. Cantaba la grada "como no te voy a querer, como no te voy a querer, como no te voy a querer si te he visto ganar 6 Copas del Rey" Hubiera cuadrado del todo si se hubiera logrado la Séptima. Pero en la Barcelona perica no estaban tan de acuerdo. Vayamos, precisamente, a los del Olímpico. Originales donde los haya. Sólo gritan Espanyol. Lo pueden corear los de un lado y responder los del otro. Pondrán una entonación distinta. Pero es siempre lo mismo.




Me gusta también cuando el Valencia marca gol. El speaker corea el goleador por sílabas. Hablemos claro. ¿Acaso la gente que va a Mestalla es gilipollas? Porque de la actitud del speaker deduzco eso: "Mo-Rien-Tes, Mo-Rien-Tes". Coño, dilo todo de vez que ya sabemos quién es.




En cuanto a lo ofensivo está el clásico adjetivo adyacente de 4 palabras que empieza por p y acaba por uta. Se le añade el sustantivo tal, y se consigue la originalidad suma. Luego están los clásicos, sin dicho adjetivo. Por ejemplo el "Guti maricón". No digo que sea una verdad, pero que se canta, es innegable. Y dentro y fuera eh (como demostraré en videos). O el "caminando por el bosque una mierda me encontré, como no tenía nombre, Barcelona le pusé". O el que se canta en el Pizjuán: "Musho Beti, musha mierda eh".



Luego están los árbitros. Los clásicos que no merecen ser descritos. Pero me gustan los amenazantes. En la Romareda gustan estos. "De la Romareda, no vas a salir" cantan los bárbaros. Y los que van en forma de pregunta retórica: "¿Dónde está Rafa, Mejuto, donde está Rafa, dónde está Rafa?". Y digo yo...mejor no dar ideas....







P.D: Ha quedado muy cutre. Será que falla la inspiración. Por cierto, ayer Reading 1-3 Arsenal. En el gol anulado (mal por cierto) a Adebayor, había 7 del Arsenal al contraataque y 3 del Reading. Salen en desbandadas esos muchachos.


P.D.2: Jajajaja, escuchad el primer video jajaja. Es cojonudo. Qué bien me caen los sevillanos (béticos y sevillistas).

Etiquetas:

3 Comentarios:

At 12:16 p. m., Blogger Pablo dijo...

La del Coliseum es la mar de original. Al ritmo del "Ay Mamá Inés..." "Oe oe, oe oa, todos los días nos pita un subnormal". Los más subnormales allí son Tomás Turbado y el de la megafonía, ya sabes por qué lo digo.

Impagable lo de la fauna que abarrotamos las gradas de los campos de fútbol.

Un saludo crack.

 
At 4:34 p. m., Blogger Alvaro dijo...

Jajajajajajajaja qué bueno. Me encanta el Guti Maricón jajajajaja.

Saludos de parte de Mari Conde Playa y Tomás Turbado.

 
At 9:35 p. m., Blogger La quinta del Buitre dijo...

La verdad es que el Guti maricón es un clásico básico.

 

Publicar un comentario

<< Home