10 de junio de 2007

Simplemente único

Apoteósico final, alegría inversa en las dos aficiones más cuantiosas del país, alternativas duraderas y desgracia permanente. Héroes y fracasados. Hombres y soplavelas. Fanatismo periodístico y humildad recogecadáveres.

El telón se abrió de manera ejemplar en la Romareda. El cálido homenaje a César Jimenez inició el camino de las hostilidades que ya venía anunciado desde días anteriores. La Romareda, al menos la parte zaragocista, pues vaya socios tiene el club de Agapito (salen de las piedras estos del Madrid), dio la razón a Victor Fernandez en su declaración de intenciones previa a la batalla. Infierno blanquillo, tifo correspondido, posibilidades igualadas.



Se inició el partido en el terreno de lo táctico, aunque ya de antemano sabíamos que poco iba a durar. Nunca ví tantos espacios vacíos en el campo zaragozano. En la primera parte no los aprovecharon los discípulos de Victor, quizás sólo D´Alessandro y alguna llegada aislada de Ewerthon. Algo tenía que pasar, y Undiano (casi ejemplar durante toda la noche) señaló un penalti discutible (para mí claro) a favor del Real Zaragoza. Lo transformó Diegol, y se lo brindó a su afición.

La segunda se inició con un Madrid intentando aprovechar sus armas. De tiempos remotos, muy anticuadas, poco vistosas para el público. Pero si un arma mata...es buena. Obviamente para provocar esas faltas peligrosas necesitaba gente que las forzase. Acertó Capello en quitar a Emerson, lento caballero del mediocampo, que apenas sí pudo sostener a Celades. Metió a Guti, que le dio otra dimensión al partido. Y cuando Victor quiso contener con Movilla, se encontró con un fallo defensivo y un gol de Van Nistelrooy. Reaccionó el Real Zaragoza, y lo hizo con la jugada más rica de la noche. Pablo Aimar gambetea entre rivales, y abre un pase espectacular a Diegol. El Príncipe engancha el cuero, y, como si el tiempo se parara y el gol que iba a meter fuera de entrenamiento, recorta a un Roberto Carlos derrapante, y la mete por el sitio más inverosímil.


No se rindió el Madrid, que se encontró con la complicidad del árbitro en algunas faltas de esas que ningún equipo aprovecha pero que el Madrid hace oro. Eso sí, cuando no era a base de faltas y de córners ahí estaban Zapater (ceremonioso y pujador como siempre, en un sitio que por cualidades no le conviene), Sergio y Milito, que se despidió a lo grande en otro partido de los suyos. Cuando el partido agonizaba, cuando la campana iba a sonar, cuando la Romareda coreaba el himno, tuvo que ser de nuevo el holandés mágico el que, tras aprovechar un rechace de uin gran César, empató a 2. Corrieron los madridistas a celebrar algo a priori mediocre, pero a la larga vital. Y el Zaragoza....el Zaragoza lleno de orgullo.


¿Y por qué celebraba el Madrid un empate en Zaragoza? Pues porque en el fútbol español hay un tipo que se llama Iván De la Peña. El pelado dio una lección a aquellos que piensan que es un tanro frío, un tipo que no piensa en quin le paga. De la Peña es un incomprendido del mundo del fútbol, una especie en desaparición. Los huecos del Camp Nou, interminables, más cuando juega Thuram, los vió De la Peña.

En realidad el que se puso el disfraz de héroe fue Raúl Tamudo, el mohicano de Montjuic. Pero los desmarques del Jordan de la montaña no valdrían de no ser por cómo los ve De la Peña. Del Espanyol ya llevamos tiempo hablando como un equipo bien construído, con una base de la casa y un triángulo letal. Así le hizo perder la Liga el Espanyol al Barsa.



Con una contención defensiva ejemplar, con una pizca de suerte (que en toda buena receta debe haber) y con dos tipos del triángulo en trabajo a destajo. Así perdió el Barsa, y así quedo en un segundo plano el gol de Diego Lionel Armando Messidona. Lo de este chico es para mirarlo con detalle.


El tercero en discordia, favorito para muchos, perdedor para unos pocos, no aprovechó el tropiezo de los dos grandes económicamente, y empató en el ONO con una actuación polémica de Iturralde. No sé porque...pero no me extraña.

6 Comentarios:

At 7:50 p. m., Blogger Alvaro dijo...

La mano de Messi clarísima, está empeñado en imitar en todo a Maradona jaja.
El Madrid marcó al final, y no sabes que tranquilidad me entró.
El Zaragoza jugará la UEFA.
El Barça ha vuelto a tirar la Liga, menos mal.
Te dejo un comentario en el post de arriba.
Un saludo.

 
At 10:43 p. m., Blogger Javi dijo...

Enhorabuena por la clasificación a la uefa Guille. En el Atleti como siempre, otro añito igual. Al menos el Conquense pasa ronda jajaja 2-0 hemos ganado al san fernando.

Saludos crack, buen post

 
At 10:48 p. m., Blogger Alberto dijo...

Guille, yo si fuera Juanma Trueba estaría preocupado contigo. jejejeje. Corre peligro su puesto

Un saludo

 
At 11:11 p. m., Blogger Oliver F. Domínguez dijo...

Por qué todo el mundo obvia el penalty de Kameni a Eto'o, parece que el árbitro favoreció al Barça y no fue así en absoluto. Por cierto, para mi el Espanyol no está tan bien construido, pero tiene un gran entrenador. Recordemos que este equipo, el mismo casi al 100%, casi baja el año pasado.

 
At 11:44 p. m., Anonymous fernando dijo...

El Zaragoza se equivocó al echarse atrás tras marcar el segundo gol. Si hubiera seguido atacando, habría cerrado el partido.

El Barcelona volvió a caer en el mismo error que ante el Betis.

Del Atleti, sólo decir que se deben ir y ya Miguel Angel Gil Marín y Enrique Cerezo.

 
At 5:27 p. m., Blogger La quinta del Buitre dijo...

@ zaragocista

El Barcelona dejó a Iván De la Peña campar a sus anchas por la mediapunta del ataque 'perico' y lo pagó caro. El Madrid mereció más en La Romareda querido Guille.


Un abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home