9 de junio de 2007

El partido (y III)


Cuando se abran las puertas de la Romareda alrededor de las 20:00, cuando el telón de la obra estrella se levante, cuando las miradas de unos cuantos miles de personas se dirijan a un mismo lado, entonces se iniciará la batalla final, la lucha entre clases, la ansiada contienda.

Ni sistemas, ni tácticas ni siquiera maniobras sorpresas. Todo eso quedará enterrado en el baúl de lo superfluo para recibir al sentimiento, la emoción, la pasión. Ahí, las cosas se nivelarán, y probablemente los jugadores madridistas descubran que los tópicos no lo son siempre, y que, a veces, una afición gana partidos.


Si la batalla ya estaba bastante complicada para el conjunto maño, alcanza un tinte épico cuando se dio a conocer la drámatica (por contexto) lesión de Juanfran. Abanadonado en el ostracismo Agustín Aranzabal y centrado en otra batalla cualquier canterano, el comodín mágico de Ejea, el superviviente entre la pobreza imaginaria de su tierra, el gran Alberto Zapater, abanderará a su equipo desde un lugar improviso, pero no desconocido. Porque en la semifinal copera del año pasado, Beckham, ese inglés despampanante de toque maestro ya aprendió quien era Zapater.

Recogerá su estela Gerard Piqué, quien quizás se despida de la Romareda en el día de hoy. Ha sido un año de crecimiento para el discípulo de Ferguson. A su solapa se situará Gaby Milito, otro que recibirá el cariño de la afición zaragozana en su adiós como blanquillo. Han sido 4 años de progresión incontestable, de liderazgo y de compañerismo. Si nada lo arregla, el Mariscal partirá con destino juventino, aunque ya sabe donde está su casa.



Arriba vuelven Zipi y Zape cuando más se les necesita. Abandona la titularidad el prodigioso García y entra en el terreno el rápido Ewerthon. Quizás sea el hombre que le pueda dar el flechazo a la Liga.

Y por detrás, el talento puro, los incontrolados incontrolables, el técnico inteligente y el desequilibrado desequilibrante. Pablo y Andrés, Andrés y Pablo. Ni uno ha amortizado lo que se pagó por él, ni el otro ha justificado el ejercicio de su opción de compra. Que mejor día para cambiar las cosas.



P.D: 37 grados. Quizás sea un dato...

Etiquetas:

1 Comentarios:

At 11:12 p. m., Blogger Oliver F. Domínguez dijo...

es una oportunidad perdida para el Barcelona.

 

Publicar un comentario

<< Home