11 de junio de 2007

Alegría suprema

Fin de semana grande en el deporte aragonés. El sábado el espactáculo máximo, la emoción final, el esbozo de una sonrisa mal ejecutada por contexto en el Municipal de la Romareda. El domingo, en otro nivel, alejado de los dioses ingorantes y permisivos, mucha cosa en juego, en realidad sólo un ascenso, pero es que la importancia de estos es más importante para sus ejecutores que una UEFA para los de su alrededor.

El Alcoraz tejía su manto azulgrana con algunas reseñas vengativas hacia su rival. El gol de Iván Carril en los últimos minutos del partido de la Balastera, había infundido respeto en los de Villanova. El optimismo era comedido, las ganas de ganar insostenibles. Más se acrecentó el tempor por lo adverso cuando, como dice Pedro Bellido "el jabalí Sorribas dobló la pata y pidió el cambio". Fue entonces cuando los oscenses entendieron que era su día clave. No acertó Rodri primero, y cuando el Palencia quiso entrar en el encuentro, el soplido de todo el Alcoraz llevó un mal centro de Álvaro Valdés a convertirse en el primer alboroto de los oscenses. Poco tardó en llegar el segundo, esta vez con el arma estratégica de por medio. Fue Rángel, esclavo de la suplencia habitualmente, titular inesperado por la lesión de Rigo.

No se achantó el Palencia, aunque le costó encajar los golpes. Marcó por obra de David Lago en el único fallo de Javi Suarez y sus secuaces de la zaga. La segunda parte fue un infierno para los protegidos de San Lorenzo. Idas y venidas de balones por lo alto, atajadas diferentes de Rubén Falcón, el "Halcón", supremo durante la soleada tarde, como magnífico durante toda la temporada. Así, reteniendo las acometidas, dando sustos de vez en cuando, y con todo un pueblo, el aragonés, detrás, el Huesca está a solo 180 minutos de pisar el cielo. Un cielo que pasa de manera irreparable por el Arcángel de Cordoba.


Una categoría por detrás, pero una misma pasión en su gente. Así afrontaban los cuatro equipos aragoneses su posible ascenso a Segunda B. Por orden cronológico nos desplazamos primero a la Ciudad Deportiva de Cuarte, donde se consumó el segundo fiasco consecutivo del filial zaragocista. Resulta complejo de analizar como un grupo de buenos jugadores, y un entrenador, que con un grupo inferior hizo un mejor papel, caiga a las primeras de cambio ante un rival netamente inferior. Prefirieron los de Pascual Sanz jugar en la Ciudad Deportiva, rehuyendo de la Romareda, escenario oficial de las grandes gestas del Aragón, y, a priori, aconsejable terreno para obrar una remontada a un rival que juega en una caja de cerillas.

Se demostró en el caso del Sevilla Atlético (4-0 al Uni), y se demostró en el caso del Zaragoza B. Terreno pésimo, peligro sólo a balón parado, y nueva derrota ante el Ontinyent. El club debe replantearse las cosas, pues un filial en Tercera más bien sirve de poco.

A la misma hora que el Real Zaragoza se encharcaba ante el Ontinyent, el Andorra escribía la segunda página legendaria de su historia, tras la eliminación del Zaragoza en Copa del Rey. Los andorranos visitaban al filial del Getafe con la ventaja de 2-1. Comenzó achuchando el equipo azulón. Se pusieron 2-0 incluso, aunque la reacción turolense fue de las grandes. Puso el 2-1 en una jugada polémica Ñoño, aunque previamente ya habían sido expulsados dos azulones. Se llegó a la prórroga, y con ella, la locura. Y también llegaron los dos goles de Escalada y el de Martinez, para poner un 3-4 definitivo. El Andorra peleará el ascenso.


El que obró el milagro fue el Monzón, en uno de esos partidos que gusta jugar. Había ganado el equipo montisonense con hattrick de Figueroa por 3-2 en la ida al campeón del grupo riojano. La empresa era difícil. Conhita Martinez y Eliseo Martín se convirtieron en 11 almas sobre el campo. Romario marcó en el 5 para llevar la alegría a Monzón. Entonces granizó sobre Haro, y el partido hubo de suspenderse. 1 hora después se reanudó. Había llovido leyenda. Porque el Haro empató de penalti, pero el control del partido fue del Monzón. Llegó el 1-2, en propia, y los de Moserrate estallaron. Jugarán por el ascenso.

Para acabar el Utebo. Venía de perder 2-0 en la "encerrona de Torrevieja", y el 1-0 de la vuelta resultó escaso. La tangana final sobra, pues pone un mal broche a una gran temporada. Esperemos que el año que viene pueda volver a luchar por este objetivo.



P.D: No interesa mucho, pero es que a veces es mejor ese fútbol que otros. Además...para hablar de Calderón, de Kubica, del gol de Messi...ya están los superperiódicos.

7 Comentarios:

At 8:10 p. m., Blogger Carlos dijo...

Buen post, como has dicho en la postdata, para eso están los superperiodicos para hablar de todo, eso es lo que me gusta de los blogs, cada uno escribe lo que quiere.

Saludos

 
At 8:36 p. m., Blogger Alberto dijo...

Ahora, todos con el Huesca. La cosa está difíli, pero esperemos que Javi Moreno y compañía pasen desapercibidos. No quiero ni pensar como estará El Alcoraz dentro de quince días si se saca un buen resultado en Córdoba

 
At 9:16 p. m., Blogger Javi dijo...

Ya te conyate yo la crónica del conquense. ganamos 2-0 y lo sentenciamos muy rapido la verdad, aunque al final nos encerramos bastante. Enhorabuena y a ver sise consuma el ascenso del huesca.

saludos crack

 
At 10:38 p. m., Blogger CALIGULA dijo...

Buen post. Muy bueno. El futbol es mas grande que la tapa de un diario.

Saludos de Buenos Aires!!!

 
At 11:22 a. m., Blogger Pablo dijo...

A mí si me interesa este fútbol. Me alegro por los éxitos del fútbol aragonés. Bueno, del éxito del Andorra no me alegro, nos dejaron al filial sin ascenso.

 
At 5:57 p. m., Blogger Landon Donovan dijo...

Gran análisi ... quién dice que la Segunda B y la Tercera no son comeptitivas ? jejeje yo me harto cada semana de ver partidos de dichas categorias y realmente es apasionante, no se trata de un juego de tal grado de lucidez pero si de garra, entrega y carácter y las promociones de ascenso y descenso tienen una gran pegada en las autonomicas.

Aquí, el Hospi cayó ante el Eibar ... y éste se enfrentará al Rayo por volver a la Segunda. En cambio, los cuatro catalanes que optan a la Segunda B estan invictos ( Girona, Sabadell, Reus, Gavá ) aunque les queda un último enfrentamiento. El filial del Mallorca tb cayó, el del Zaragoza, el del Barça, el del Castilla, el del Getafe ... sigue el del Depor, Sevilla ... y poco más ... mal año para los filiales.



Salu2

 
At 11:41 p. m., Blogger guille dijo...

Vi el encuentro del Zaragoza B y fue lamentable, sin dar dos pases seguidos ante un equipoveterano y con muchas tablas que sabe a lo que juega.

Saludos!

 

Publicar un comentario

<< Home