8 de julio de 2006

Lamikiz no fue clemente

Javier Clemente es un entrenador, es mas, una persona muy peculiar. Desde sus épocas en el Athletic y la Real, hasta su "inolvidable" paso por la selección española, Javi nos ha demostrado que nadie le puede cambiar su opinión sobre el fútbol. Y si alguien lo intenta, que espere a las consecuencias.
Esta vez le ha tocado a Fernando Lamikiz, presidente del Athletic de Bilbao, sufrir a Javi en sus propias carnes. Clemente llegó a Bilbao a falta de dos meses para que terminara la competición, en sustitución de Jose Luis Mendilibar. Y el señor Clemente salvó al histórico club de un descenso, que parecía lejano, pero no lo era tanto.
Tras esa agónica salvación, todos arodaban al de Barakaldo. La Junta de Accionistas del Athletic ratificó a Clemente en el cargo para la siguiente temporada.
El club vasco ya había comenzado la pretemporada en Benasque, en el pirineo aragonés. Y en una, a priori, normal rueda de prensa, Clemente estalló. Dijo que de los fichajes que había hecho Lamikiz sólo le convencía Gabilondo. Ni el chaval de Osasuna, ni los otros dos fichajes los había pedido. Dijo que así no se podía planificar una temporada (rememorando la frase de "pido un sofá y me traen una lámpara"de Benitez).
La noche siguiente, Clemente era destituido en el cargo de entrenador.
Esto lleva a una reflexión. En un club, los llamados directores deportivos y los entrenadores deben estar de acuerdo, y si no es así, mal asunto. Este aspecto se agudiza en el Bilbao, por su política de tener jugadores vascos exclusivamente. Pero yo me pregunto, si luego el equipo fracasa con unos fichajes que el entrenador no quería, ¿por qué se echa al entrenador y no al director deportivo? ¿Qué opinais?

2 Comentarios:

At 8:28 p. m., Blogger rafita dijo...

creo que tienes roda la razon. si clemente pide una cosa y le traen otra, luego no esperen que salve acil al equipo, ya que si el piensa que con lo que pide lo conseguira sin problemas y no le hacen caso, no es su culpa

muy bueno el titulo, si señor

 
At 2:43 a. m., Blogger guido dijo...

Siempre fue un hombre muy conflictivo, de hecho, las noticias que llegan acá son más por problemas institucionales-personales, que por logros deportivos.
Aunque igual creo que está vez el error no es de el. Como le va armar el equipo ese señor que debe limitarse a manejar lo económico, sino estaríamos hablando de un nuevo Piterman.
Muy buen informe, saludos

 

Publicar un comentario

<< Home